La subida de impuestos que pretende el presidente del Gobierno canario: populista, demagógica y peligrosa


Posted on septiembre 21st, by circulan@ in Economía. No Comments

La subida de impuestos que pretende el presidente del Gobierno canario: populista, demagógica y peligrosa

El anuncio del presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, de volver a acometer una subida fiscal, en este caso a las rentas superiores a los 60.000 euros, constituye una medida populista y demagógica, con nulo fundamento económico y fiscal y una amenaza para la reactivación del consumo.

Los canarios ya están, en la actualidad, entre los que más impuestos pagan en el conjunto del Estado en casi todos los tramos. Por eso, sorprenden las palabras de Rivero acusando a la reciente reforma fiscal llevada a cabo en julio por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que rebajóla imposición en todos los peldaños, de ser beneficiosa para las rentas altas.

En la actualidad, los que más ganan en Canarias ya son los que más pagan, cumpliéndose los principios de progresividad. A no ser que estas políticas respondan a cuestiones electoralistas o traten de camuflar deficiencias en la gestión de la economía. “Actuar con demagogia es peligroso”, advierte Alberto Cabré, ex Presidente del CÍRCULO DE EMPRESARIOS DE GRAN CANARIA y consejero delegado de Publicidad Atlantis. “Una decisión asírequiere un estudio profundo de ingresos y gastos, calibrar bien cómo marcha el crecimiento del la economía”.

El IRPF en España tiene dos tramos: el estatal y el autonómico, y las comunidades pueden hacer uso de su tramo a su antojo. Ocho comunidades autónomas (Canarias, Cataluña, Andalucía, Asturias, Cantabria, Murcia, la Comunidad Valenciana y Extremadura) decidieron en su día imponer gravámenes incrementados para las rentas altas, haciendo uso del tramo autonómico del IRPF. El Gobierno que sustentan CC y PSOE unióa la subida a las rentas superiores hasta el 22,58% y, además, la eliminación de ayudas como los gastos por estudio, el traslado de residencia o la familia numerosa. Y eso, sin contar con las exenciones fiscales que disfrutaban los canarios y que ahora han pasado a manos del Ejecutivo canario para gastarlo a su antojo. El coste de la insularidad es de los canarios no de su Gobierno.

¿Cuál es la consecuencia? Canarias ya es, de hecho, una de las comunidades en la que los contribuyentes soportan una mayor carga fiscal. Los solteros y sin hijos que vivan en las islas y cobren 12.000 euros al año pagan este año 675,01 euros al año de IRPF, más que un madrileño, un gallego, un riojano, un cántabro o un extremeño; y lo mismo que un catalán, un andaluz o un valenciano.

Un canario que cobre 24.000 euros brutos pagará por IRPF 3.742,70 euros al año, 115,27 euros más que un madrileño, 125,56 euros más que un cántabro, 62,78 euros más que un gallego y lo mismo que un catalán o un valenciano, por citar unos ejemplos. Los que cobren 38.000 euros anuales pagan 7.676, frente a los 7.613,22 de un gallego o los 7.468,96 de un madrileño. Solo a partir de los 300.000 paga un contribuyente en Canarias por debajo de la media.

No todas las comunidades actúan igual: Castilla-La Mancha fijaráen 2015 la misma escala que el Estado y, además, establecerálos tipos previstos por la Administración central en 2016. Extremadura, por su parte ha anunciado de forma oficial que reduciráel IRPF, aunque estápor ver si replica la estructura estatal.

La reciente reforma fiscal del Ministerio de Hacienda ya supone un avance considerable en cuanto a la progresividad, juntando las nuevas tarifas del IRPF, los mínimos personales y familiares, asícomo la reducción prevista en los rendimientos del trabajo. Así, los 3,7 millones de contribuyentes con rentas entre los 12.000 y 18.000 euros brutos anuales se beneficiarán de un ahorro fiscal superior al 40%, tanto si se tiene en cuenta el periodo 2016-2011, como el comprendido entre 2014 y 2016. Aquellos que tengan rentas de hasta 24.000 euros, la reducción de la presión fiscal estarápor encima del 20%. Los contribuyentes con ingresos superiores a 42.000 euros brutos al año obtendrán un ahorro de, al menos, el 10%. Es decir, los que más ganan pagan más, y la última reforma fiscal ya beneficia las rentas más bajas.

“Lo que tiene que hacer el Gobierno canario”, asegura el CEO del grupo Domingo Alonso y miembro del CÍRCULO DE EMPRESARIOS DE GRAN CANARIA, Oliver Alonso, “es ser más eficiente con sus ingresos, adecuar el tamaño de las Administraciones a las necesidades, suprimir gastos superfluos, crear un entorno donde prime la competencia y no el proteccionismo y permitir que los empresarios creen economía y puestos de trabajo”.

“Los empresarios queremos invertir y crear empleo, y, por supuesto, ganar dinero con ello”, recalca en este sentido Alberto Cabré. “No queremos privilegios, pero ya somos los que más pagamos, tanto en el tramos estatal como en el autonómico”.

Más aún, el anuncio llevado a cabo por Paulino Rivero constituye una medida equivocada en un momento en el acento de las Administraciones ha de ponerse sobre la reactivación del consumo. Asílo cree el presidente del CÍRCULO DE EMPRESARIOS DE GRAN CANARIA, Germán Suárez, quien estima que “no se puede hacer una reforma deprisa y corriendo en la recta final de la legislatura” y se queja de que “toda subida de impuestos trae consecuencias en la economía”.

El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios y también miembro del CÍRCULO, Agustín Manrique de Lara, ha reiterado que Canarias ya es una de las comunidades españolas con la tarifa autonómica del IRPF más elevada para las rentas medias y altas y advirtióque los planes del Ejecutivo canario “desincentivarán el consumo y se espantarátambién a los inversores”.

 

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>