Las políticas del Gobierno canario, freno para Gran Canaria y para la recuperación del empleo


Posted on julio 24th, by circulan@ in Economía, Empleo, Turismo. No Comments

Las políticas del Gobierno canario, freno para Gran Canaria y para la recuperación del empleo

Canarias fue la segunda Comunidad Autónoma con una mayor ocupación hotelera en junio, con un 69,1% de plazas ocupadas. Solo le supera en el ranking las Baleares, con cerca del 80% de sus plazas ocupadas. Son datos del Instituto Nacional de Estadística, que informó el miércoles que los hoteles canarios registraron 4,7 millones de pernoctaciones en junio, el  5,9% más.

Datos de viajeros y pernoctaciones por islas en Canarias

Fuete: INE

Las grandes cifras son positivas, y se enmarcan en un contexto favorable para el turismo en el archipiélago. Sin embargo, más importante que el grado de ocupación es la rentabilidad que dejan esos turistas en las islas y sus efectos en el mercado de empleo. Y estas tienen unas luces y sombras que apuntan a la necesidad de políticas diferenciadas por isla y un cambio de rumbo respecto a medidas como la actual moratoria turística. En la actualidad, una isla está primando sus intereses a los del resto. “Tenerife limita el crecimiento de la isla Gran Canaria para su propio beneficio turístico en vez de fomentar la competencia”, asegura Oliver Alonso, consejero delegado del grupo Domingo Alonso y miembro del Círculo de Empresarios de Gran Canaria. “El invento de la moratoria es la gran desgracia para la islas Canarias y, sobre todo, para Gran Canaria”. La moratoria, de hecho, ha paralizado un “sinfín de nuevos proyectos hoteleros en Gran Canaria”, asegura por su parte Jose Julio Artiles, consejero delegado del grupo Satocan Y también miembro del Círculo de Empresarios de Gran Canaria. “Los inversores no esperan: si no pueden invertir se van a otro sitio”. El último de estos ejemplos se supo recientemente, cuando la prensa publicó que el grupo Lopesan  ha decidido priorizar un proyecto hotelero en República Dominicana a varias inversiones en el sur de Gran Canaria en vista de las dificultades administrativas que se está encontrado en la isla. Las cifras corroboran esta afirmación. La primera de ellas, los datos de la Encuesta de Población Activa. Todas las comunidades autónomas registraron descensos en el paro en un buen trimestre laboral para España. Todas, excepto Canarias, que cuenta con 900 personas más sin trabajo y pasa a tener una tasa de paro del 32,68%. En un momento de excelente ocupación turística. En cuanto a la ocupación, ésta sólo cayó en Canarias, que perdió 2.500 empleos.

Plazas hoteleras en porcentaje de la oferta total en Canarias, Círculo de Empresarios de Gran Canaria

Fuente: Catpe

Y todo esto, con la ocupación hotelera en máximos. Porque las dificultades de Gran Canaria se dejan ver también en las estadísticas turísticas. Los ingresos totales del sector hotelero en Canarias ascendieron a 160,23 millones de euros, lo que supone un ascenso del 12,8%, según la Encuesta de Alojamiento Turístico en Establecimientos Hoteleros que elabora el Instituto Canario de Estadística. El 79,6% de esa facturación proviene de los establecimientos de cuatro y cinco estrellas (+10,3%). Las buenas cifras en el conjunto de Canarias se extienden a la tarifa media por habitación mensual (ADR), que crece el 7,1%, y a los ingresos por habitación disponible (RevPAR), que se anotan un 10,6% de incremento. Las cifras no son tan positivas si observamos los datos estancos de Gran Canaria. La isla ha crecido en viajeros (+2,67%) y en pernoctaciones (+7,03%). Los ingresos totales del sector hotelero, sin embargo, crecen en una proporción mucho menor que la del archipiélago, un 3,98% hasta 45,51 millones. La tarifa media por habitación mensual de los establecimientos de la isla sí cae, el 2,52%; y esto también sucede con los ingresos por habitación disponible (-0,6%). Es decir, los establecimientos grancanarios son cada vez menos rentables frente a los de las demás islas, que mejoran sus datos.

Los últimos 20 años han marcado la actual composición de la oferta alojativa de las dos principales islas, con moratorias que solo se han aplicado para Gran Canaria (años 92-99 a través del PIOT). En consecuencia, Gran Canaria contaba en 2012, según los datos recopilados por el economista Antonio Garzón, con menos plazas hoteleras que Tenerife (56.147 frente a 88.943), menos hoteles de cinco estrellas (7.269 frente a 13.272) y menos de la mitad de establecimientos de cuatro, los que mayor demanda tienen y los que más ingresos por turista aportan: 24.578 frente a 53.874. La consecuencia: los turistas gastan más en Tenerife que en Gran Canaria: 1.447 millones frente a 1.191 millones. Y la brecha cada vez se hace más grande. Y no solo eso: se da la circunstancia de que son los hoteles de cuatro estrellas los que más personal requieren: hasta 104.736 empleados en toda España, casi tanto como el resto de categorías juntas. Y crear nueva oferta es clave para lograr puestos de trabajo, toda vez que queda claro que una mayor ocupación de la capacidad turística existente no permite aumentar de manera significativa la creación de trabajo.

Y a pesar de todo, el Gobierno canario insiste en aplicar medidas comunes e improvisadas para todo el archipiélago, como la moratoria turística, sin atender a las características y exigencias específicas de cada isla, dañando gravemente a Gran Canaria. Una moratoria, que impide la competencia entre mercados (cada isla compite entre sí) y entre empresas, que bloquea la actualización de establecimientos, que frena una creación de empleo que la renovación es incapaz de aportar, y que no solo ha vetado la construcción de nuevas camas en terrenos urbanizables, sino incluso reponer las que salen del mercado.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>